San Isicio

 

ERMITA S. ISICIO_2013

 

Días 12-13-14 de Mayo:

SOLEMNE TRIDUO en Honor de nuestro Patrón, San Isicio.

A las 20:00H en la Ermita de S.Isicio

Día 14 de Mayo:

A las 19:30H: La Corporación Municipal bajo mazas, autoridades e invitados, se transladarán desde la Casa Consistorial a la Ermita de S. Isicio.

A las 21:30H:TRASLADO PROCESIONAL de la Imagen de San Isicio desde su Ermita a la Iglesia Parroquial, acompañado de la Corporación Municipal, autoridades e invitados.

Durante la Procesión lucirán las tradicionales "CARACOLADAS", a su llegada a la Plaza de Santa María, se quemará una magnifica traca.

A las 23:00H:GRAN BERBENA POPULAR.

Día 15 de Mayo:

A las 11:00H: SOLEMNE FIESTA RELIGIOSA, en la Parroquia, en Honor de nuestro Santo Patrón, San Isicio, a la que asistirá la Corporación Municipal, autoridades e invitados.

A las 19:30H: PROCESIÓN de la Imagen de San Isicio desde la Parroquia de Santa María a su Ermita.

S. ISICIO_2013

HISTORIA

Es tradición que, allá, en los albores del cristianismo, uno de los siete Varones Apostólicos, Hesiguio o Isicio, trajo a Cazorla la luz de la fe y estableció en ella su sede episcopal, por lo que, desde tiempo inmemorial, se le venera como Patrón y, el 15 de Mayo de cada año, el pueblo se traslada en procesión hasta la "Pedriza", lugar donde el Santo fue lapidado y tiene su ermita.

En el año 1535, una terrible epidemia de peste diezmaba la población, ocasionando gran cantidad de muertes, tanto en personas como en animales. La situación era desesperada: los cazorleños acudieron a su Patrón, San Isicio, y la plaga cesó. En memoria de semejante portento, los dos cabildos de la villa, el civil y el eclesiástico, hicieron voto perpetuo de celebrar, cada año, la fiesta del Santo como día de precepto, con liturgia "doble mayor de primera clase". Desde entonces, año tras año, en cumplimiento de esta promesa, la tarde del 14 de Mayo, se trae a San Isicio desde su ermita a la Parroquia; los hortelanos de aquel pago se apresuran a adornarlo con lo mejor que tienen: olorosas rosas de mayo, madreselvas y romero, y, en la mano del Santo, que bendice, las primeras cerezas y un manojo de ubérrimas espigas. Cuando el piadoso cortejo llega al pueblo, ya está iciciada la noche, entonces, un singular espectáculo se ofrece a los ojos de los romeros: MILLARES DE CAPARAZONES DE CARACOL, convertidos en candiles, artísticamente colocados en fachadas y balcones, iluminan la carrera de la procesión. Es costumbre secular, que no por antigua deja de sorprender cada año.

El día 15 se celebra la fiesta en la Parroquia. El Consejo asiste bajo mazas, y la campana "gorda" del reloj toca incesantemente, hasta que la Corporación penetra en el templo. En las primeras horas de la tarde, se devuelve el Santo a su ermita. El Ayuntamiento obsequia a los romeros con la típica "cuerva", y los jóvenes enamorados ofrecen a sus prometidas el tradicional "cartucho", pletórico de confites.

TEXTO: RUFINO ALMANSA TALLANTE Presbítero e historiador

Libro de los Hechos de los Apóstoles 14,5-18.


Pero como los paganos y los judíos, dirigidos por sus jefes, intentaron maltratar y apedrear a los Apóstoles,
estos, al enterarse, huyeron a Listra y a Derbe, ciudades de Licaonia, y a sus alrededores;
y allí anunciaron la Buena Noticia.
Había en Listra un hombre que tenía las piernas paralizadas. Como era tullido de nacimiento, nunca había podido caminar,
y sentado, escuchaba hablar a Pablo. Este, mirándolo fijamente, vio que tenía la fe necesaria para ser curado,
y le dijo en voz alta: "Levántate, y permanece erguido sobre tus pies". El se levantó de un salto y comenzó a caminar.
Al ver lo que Pablo acababa de hacer, la multitud comenzó a gritar en dialecto licaonio: "Los dioses han descendido hasta nosotros en forma humana",
y daban a Bernabé el nombre de Júpiter, y a Pablo el de Mercurio porque era el que llevaba la palabra.
El sacerdote del templo de Júpiter que estaba a la entrada de la ciudad, trajo al atrio unos toros adornados de guirnaldas y, junto con la multitud, se disponía a sacrificarlos.
Cuando Pablo y Bernabé se enteraron de esto, rasgaron sus vestiduras y se precipitaron en medio de la muchedumbre, gritando:
"Amigos, ¿qué están haciendo? Nosotros somos seres humanos como ustedes, y hemos venido a anunciarles que deben abandonar esos ídolos para convertirse al Dios viviente que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos.
En los tiempos pasados, él permitió que las naciones siguieran sus propios caminos.
Sin embargo, nunca dejó de dar testimonio de sí mismo, prodigando sus beneficios, enviando desde el cielo lluvias y estaciones fecundas, dando el alimento y llenando de alegría los corazones".
Pero a pesar de todo lo que dijeron, les costó mucho impedir que la multitud les ofreciera un sacrificio.


Salmo 115(113B),1-4.15-16.

No nos glorifiques a nosotros, Señor: glorifica solamente a tu Nombre, por tu amor y tu fidelidad.
¿Por qué han de decir las naciones: "Dónde está su Dios"?
Nuestro Dios está en el cielo y en la tierra, él hace todo lo que quiere.
Los ídolos, en cambio, son plata y oro, obra de las manos de los hombres.
y sean bendecidos por el Señor, que hizo el cielo y la tierra.
El cielo pertenece al Señor, y la tierra la entregó a los hombres.


Evangelio según San Juan 14,21-26.

El que recibe mis mandamientos y los cumple, ese es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él".
Judas -no el Iscariote- le dijo: "Señor, ¿por qué te vas a manifestar a nosotros y no al mundo?".
Jesús le respondió: "El que me ama será fiel a mi palabra, y mi Padre lo amará; iremos a él y habitaremos en él.
El que no me ama no es fiel a mis palabras. La palabra que ustedes oyeron no es mía, sino del Padre que me envió.
Yo les digo estas cosas mientras permanezco con ustedes.
Pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi Nombre, les enseñará todo y les recordará lo que les he dicho.

Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.